Viaje con bebé a Bélgica

A Bélgica fue el primer viaje en avión de nuestro bebé. Después de pensar en miles de destinos, nos decidimos por este dado que, desde Valencia a Bruselas es vuelo directo y en unas dos horas se llega. Por tanto, ya que el peque no había viajado antes en avión, pensamos que era un tiempo razonable y tolerable para él con 11 meses de vida. Además, no habíamos estado nunca y nos llamaba mucho la atención el país y sus ciudades mágicas. Es un viaje muy recomendable para viajar con peques ya que existe una buena comunicación entre estas ciudades con una red ferroviaria bien desarrollada. El centro de la ciudad está prácticamente libre de atascos y predominan las bicicletas, haciéndolas ciudades cómodas de visitar y babyfriendly.

A continuación describo como nos organizamos para pasar 8 días maravillosos en Bélgica donde pudimos ver ciudades impresionantes como Bruselas, Lovaina, Gante, Amberes y Brujas.

 

Transporte:

Viaje en avión con Ryanair. Al principio estaba asustada pensando que aunque facturábamos maleta, no podría llevarme la mitad de cosas que necesitábamos para el peque. No se las veces que nos leímos su apartado de viajar con bebés. (Para más info consulta aquí.)

Finalmente, optamos por no facturar maleta, ya que el carro va en bodega y te permiten un bolso de mano adicional para el bebé de 5 kg.
Por suerte, el viaje fue en verano y la ropa no abulta tanto. También es verdad que yo hace tiempo, aprendí a viajar ligera y con poca cosa. Por todo ello, entre nuestras dos maletas de cabina, dos bolsos de mano y el bolso del bebé, nos sobró espacio. Bueno, lo de sobrar espacio es un decir, pero sí que nos apañamos bien.
Muy importante tener en cuenta que el bolso de bebé son 5kg pero si llevas su comida (leche, potitos, galletas, yogulinos, etc), te puedes pasar. Cosa que yo obviamente no sabía y me quede corta y tuvo consecuencias. El viaje en avión se nos hizo corto y el peque reaccionó muy bien. Estuvo inquieto y algo molesto al despegar pero luego durante el trayecto se quedo dormido y pudimos viajar tranquilamente tanto a la ida como a la vuelta.

Viajar por Bélgica es fantástico. Tienen una red de tren que es una maravilla. Todas las ciudades interconectadas. También hay servicio de autobuses.
Una vez que aterrizamos en el aeropuerto, optamos por autobús al centro de Bruselas debido a que nos pareció lo más corto y directo.
Luego desde Bruselas y entre las ciudades viajamos en tren. Nos sacamos el Rail pass de 10 viajes y tuvimos para viajar a las 5 ciudades los tres. Cuesta 77 € por adulto (mayor de 26 años, si tienes menos puedes sacarte el Go pass que tiene las mismas características por 55€).

Los trayectos entre ciudades están entre 30 mins y hora y media. Viajes muy cortos y muy cómodos llegando al centro de la ciudad destino.

 

Comida:

La comida está muy rica y es parecida a nuestra dieta mediterránea. Si vais, no os olvidéis de probar los mejillones en salsa acompañados con las típicas patatas fritas. Y por supuesto el típico chocolate y los gofres. Aunque eso es inevitable ya que el país entero huele a chocolate y hay miles de tiendas que venden bombones y gofres.

A nosotros nos gustó. Ahora bien, al pequeñín, no le gustó tanto. Con 11 meses, el empezaba con lwc, pero seguía con bastante triturado. A el le encanta lo casero y es especial con los potitos.
En Bélgica, los potitos no son como aquí. Están buenos pero son mucho más espesos, llevan tropezones y mucha patata. Nuestro bebé lo noto enseguida y no había forma de que comiera. Por tanto, comió bastante sólido, pasta y arroz principalmente . Los yogures y fruta muy parecidos a los de aquí de la marca Nestlé.
Y lo que más me gustó respecto a los restaurantes es que en todos los que fuímos tenían trona y cambiador.

 

Nuestro recorrido y alojamiento:

Bruselas– estuvimos tres moches alojados en el hotel Marivaux (Sin suplemento de cuna). Vimos toda la ciudad. Lo mejor sin lugar a duda es Le Grand Place. También fue interesante ver la ciudad parlamentaria y el Atomium. Aprovechamos también para hacer la excursión en tren a Lovaina (leuven) un pueblecito universitario tranquilo y con encanto. 

Bruselas-Gante– mi ciudad preferida del viaje. Fuimos pensando que tres días serían mucho y con pocas expectativas de que nos gustara y al final fue un acierto y la que más nos gustó. El casco antiguo con sus edificios y campanarios góticos con toque medieval nos dejaron boquiabiertos. Una experiencia brutal. Uno de los días hicimos la excursión en tren a Amberes (antwerp) pero de todas la ciudades fue de las que menos nos gustó. Sobretodo después del escenario de película que teníamos en Gante. Nos alojamos en el Ibis Budget Gent Damport trato correcto y familiar, sin suplemento por cuna.

Gante-Brujas: la ciudad de Bélgica conocida como una de las más bonitas del mundo. Y que voy a decir yo, pues que hay algo de razón en ello. Íbamos con miles de expectativas y todas se cumplieron. Una ciudad medieval, muy cuidada, tranquila, segura y cómoda para pasear. Estuvimos tres días y tuvimos tiempo para verlo todo, íbamos tranquilamente y como broche final al viaje fue lo mejor. El pequeño también fue donde más disfruto porque además de ser una ciudad medieval tiene mucho verde y un parque inmenso donde mi hijo no paro quieto ni un segundo y dio sus primeros pasos. Algo que jamás olvidaremos. El hotel donde nos quedamos fue el hotel Loreto, buen trato y bien ubicado. Aquí si que tuvimos que pagar suplemento de cuna ya que en Brujas, la mayoría de hoteles tienen este cargo adicional.

Rutina del bebe:

Durante el viaje, no cambiamos la rutina del bebé. Seguimos con las mismas pautas y horarios. Por tanto, se adapto con facilidad durante todo el viaje.

2 comments

    comments user

    elena Says :

    julio 30, 2019 at 2:14 pm

    Hola.Yo también viajaré a Bélgica con mi bebé, que tendrá 11 meses casi 12.
    Estuvisteis 3 noches en Bruselas y 3 en Gante? o 1 en Gante y 3 en Brujas?
    Los trenes son cómodos para viajar con el bebé? Hay espacio para ellos? me imagino que no pagan billete y van encima nuestro no?

    Gracias

      comments user

      Una Mamá Bonita Says :

      julio 31, 2019 at 8:49 am

      Hola! El tiempo de tu peque es muy similar a la del mio cuando fuimos. La verdad que fue todo un acierto ir a Bélgica como primer viaje largo en avión con él. Nosotros estuvimos 3 noches en Bruselas, 3 noches en Gante y 2 noches en Brujas. La red ferroviaria es muy cómoda tanto en frecuencia de paso cómo espacio para los pasajeros. Además, hay zona habilitadas para los carritos de bebé en más de un vagón con asientos al lado para los papis. Los bebés no pagan billete y pueden ir tanto en el carro como encima nuestro. Lo que os sea más cómodo. Espero que tengais muy feliz viaje.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: