Bugaboo Cameleon 3 Classic

Hasta el séptimo mes de embarazo, prácticamente no tenía claro que cochecito quería para mi bebé. Recuerdo ir paseando por la calle y fijarme en todos los carros de bebé.  Sobre todo, aquellos que iban tan vestiditos con sus fundas de lazos y puntillas.  Confieso que soy bastante “clasicona” para las cosas de bebé. Además, tenía claro que quería un carro fácil de manejar, estiloso, versátil, ligero y que se ajustase a mi estilo de vida. Estuve indecisa entre varias marcas y modelos, pero me decantaba sobretodo por los de la marca Bugaboo. Finalmente, opté por el Bugaboo Cameleon 3 ClassicSinceramente, es el que más encaja con mi forma de ser y estilo de vida. Por tanto, he de reconocer que ha sido todo un acierto.

 

En base a mi experiencia personal, os explico los pros y contras del Bugaboo Cameleon 3 Classic:

 

PROS

  • Usabilidad: 
    • Viene con capazo y silla que crece junto a tu bebé.  El capazo lo utilice los primeros 3 meses. Me encantaba el capazo con su protector con cremallera que impedía pasar aire y luz. Además de ser completamente plegable y muy cómodo para guardar. A partir de los 4 meses, cambiamos a la silla y el pequeñín agradeció ir más incorporado. Algo que nos llevaba pidiendo a su manera y que no es posible con este capazo. El asiento tiene tres posiciones: tumbado, semi-tumbado y sentado. Además, se puede colocar mirándote a ti o mirando adelante.
    • Su capota es totalmente desmontable permitiendo que se pueda lavar con facilidad las veces que hagan falta. Además, tiene una parte extensible para proteger al peque del sol, frío y viento.
    • Es ligero, no pesa mucho y es fácil de manejar.
    • Viene con una canasta inferior de gran capacidad. Y menos mal, porque ya sabemos lo que pasa cuando vamos con bebés… ¡nunca hay suficiente espacio para todas sus cosas! Con el capazo es más difícil acceder, pero con la silla, no hay problema.
    • Hay adaptadores disponibles para la mayoría de las marcas de carritos de bebé para acoplar sus maxi-cosi/sillas de coche etc… En nuestro caso, compramos el chasis y adaptadores del bugaboo runner así podemos utilizar la misma silla cuando salimos a correr con el peque, evitando comprar otra silla nueva con el ahorro que ello supone.
    • Viene con un plástico impermeable para la lluvia que resulta muy  fácil y rápido de montar y se ajusta perfectamente al cochecito.
  • Seguridad y Durabilidad:
    • La silla lleva un arnés de cinco puntos con correas de hombro y cintura ajustables en altura
    • Manillar que no sólo ayuda a manejar capazo y silla sino que también ayuda a evitar que el bebé se caiga.
    • Correa de seguridad de muñeca para que no se escape el manillar.
    • El freno de mano está en el lado derecho cómodo y práctico de utilizar.
    • Ruedas todo terreno. En caso de necesidad, se pueden quitar para su transporte.
    • Buena suspensión.
    • Larga duración. Es posible que no tengas que comprar silla de paseo.
  • Facilidad de uso y movimiento:
    • Me chifla lo fácil y ligero que es este cochecito de bebé.  Super manejable, incluso con una mano.
    • El chasis se pliega y despliega fácilmente.
    • Muy fácil de limpiar.
  • Estilo:
    • Si ya me gustaba los bugaboo, cuando vi el modelo classic, me enamoré.  Me encanto el color único en gris marengo con su forro acolchado por dentro en crudo.  Clásico, fino, elegante y con un toque moderno. Justo lo que yo buscaba para combinar con las fundas en blanco y gris que ya tenía elegidas. No obstante, los carritos bugaboo son compatibles con cualquier funda/saco universal del mercado.

 

CONTRAS

  • El precio. No es económico. Ronda los 1100€.
  • Es aparatoso y ocupa mucho espacio.  Si tienes un coche con maletero pequeño y/o sois viajeros frecuentes, tenerlo en cuenta.

 

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: